En Long Beach dos niñas planearon una pelea después de clases en un callejón alado de Willard Elementary el viernes. Durando menos de un minuto, de a cuerdo con siete otros niños que observaron cómo se agarraron el pelo y comenzaron a pegarse, causó la muerte de una de ellas.

Seis horas después, Joanna Ramos de 10 años sufrió en desmayo en casa y fue llevada urgentemente a la sala de emergencia. Doctores la resucitaron tres veces antes de poder operarla de una coagulación de sangre en el cerebro. Murió minutos después de terminar la cirugía.

El investigador que examinó el cuerpo de Joanna declaró su muerte esta mañana como fuerte trauma recibido al cerebro y se declara como un homicidio.

 

 

 

Maritza Martinez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s